Meditación Vipassana

El Arte de Vivir

Mindfulness, también llamado atención plena o conciencia plena, consiste en estar atento de manera intencional a lo que hacemos, sin juzgar, apegarse, o rechazar en alguna forma la experiencia. Es una práctica basada en la meditación vipassana. Consiste en prestar atención desapasionada a los pensamientos, las emociones, las sensaciones corporales y al ambiente circundante, sin juzgar si son adecuados. La atención se enfoca en lo que se percibe, sin preocuparse por los problemas, por sus causas y consecuencias, ni buscar soluciones. Mindfulness, meditación en movimiento, es una manera de vivir, de practicar Masaje tailandés, Yoga desde la Mera Observación o Atención Plena aprender a sentir tras la piel, «Ver» con las manos, tras el latido, es una manera de integrarnos con el otro. Awareness (Sati): «memoria del presente», que describe una de las siete facetas de la iluminación, es una palabra que expresa precisamente el estado de consciencia ideal para la práctica del Masaje Tailandés o la Yoga Presencia, consciencia, es el sentido profundo de la palabra Yoga -Yug – Unión. Unión con lo observado.
Inspirales recomienda la Meditación Vipassana como la enseñó Satya Narayan Goenka en la tradición de U ba Khin, se enseña en retiros de 10 días donde los participantes aprenden los fundamentos del método y practican suficientemente como para experimentar sus beneficiosos resultados (www.dhamma.org). Técnica enseñada por el Buda para caminar en el sendero de la liberación de nuestros condicionamientos mentales (sanskaras). La organización Vipassana no cobra ni por el curso, ni por los alimentos, ni por la estadía, así nos brindan la oportunidad de recibir una invaluable técnica, de la manera apropiada. Al terminar el curso se nos ofrece la oportunidad de hacer una donación voluntaria (dana), con el único propósito de permitir que otras personas puedan recibir la enseñanza y se beneficien. Hay numerosos Centros en la India y en el resto de Asia; Norte América; América Latina, Europa, Australia , Nueva Zelandia. Cada Centro mantiene su propio programa de cursos regulares de Vipassana de diez días. Adicionalmente, fuera de los Centros, se realizan con frecuencia cursos de diez días en recintos provisionales en otros lugares organizados por estudiantes de Vipassana locales. Actualmente se enseñan cursos de Meditación Vipassana en prisiones. También existe información sobre Meditación Vipassana en otros idiomas.

LOS MAESTROS DE VIPASSANA

Sri Satya Narayan Goenka (nacido el 7 de Febrero, 1924, Mandalay, Birmania) o más conocido como S. N. Goenka es uno de los principales maestros de la meditación Vipassana. Nacido en Mandalay, Birmania de padres hindúes, Goenka fue criado como hindú y al volverse adulto, se convirtió en industrial y líder de la comunidad indo birmana.  Después de desarrollar su interés por la meditación vipassana en un esfuerzo por superar las dolorosas migrañas de la cuales sufría, comenzó a estudiar con Sayagyi U Ba Khin, alto funcionario civil del gobierno birmano quien fuera uno de los líderes de un movimiento de reforma centrado en la vipassana. Goenka se convirtió en uno de los sucesores más prominentes de U Ba Khin y fundó una red internacional de centros de enseñanza con base en Dhammagiri, India. Aunque la meditación vipassana es básicamente una técnica enseñada dentro de la tradición budista theravāda, Goenka manifiesta que sus enseñanzas son no sectarias y que están abiertas a la gente de cualquier fe.

Vipassana

Vipassana significa ver las cosas tal como son en realidad. Es una de las técnicas de meditación más antiguas de la India. Estuvo perdida durante siglos para la humanidad, fue redescubierta por Gotama el Buda hace más de 2.500 años. Es un proceso de auto-purificación. Se comienza observando la respiración natural para concentrar la mente y luego, con la conciencia agudizada, se procede a observar la naturaleza cambiante del cuerpo y de la mente y se experimentan las verdades universales de la impermanencia, el sufrimiento y la ausencia de ego. Conocimiento de la verdad a través de la experiencia directa. Todo el camino (Dhamma) es un remedio universal para problemas universales y no tiene nada que ver con ninguna religión organizada ni con una secta. Por esta razón, todo el mundo puede practicarla libremente en cualquier momento y lugar, sin que se produzcan conflictos por motivos de raza, comunidad o religión.